11 enero, 2022

Chainalyis: el crimen basado en criptomonedas alcanzó un récord de US$ 14.000 millones en 2021

Aunque la cantidad de criptografía recopilada a través de la actividad delictiva aumentó significativamente en 2021, representa un porcentaje menor del volumen total de transacciones de criptografía.

by  Publicado porACFCS – 

El crimen basado en criptomonedas alcanzó un nuevo récord histórico en 2021, y las direcciones ilícitas recibieron US$ 14.000 millones en el transcurso del año, frente a los US$$ 7.8000 millones en 2020, según la plataforma de datos blockchain Chainalysis Inc.



Pero esos números no cuentan la historia completa. El uso de criptomonedas está creciendo más rápido que nunca. En todas las criptomonedas rastreadas por Chainalysis, el volumen total de transacciones creció a US$ 15,8 billones en 2021, un 567% más que los totales de 2020. Dada esa gran adopción, no es de extrañar que más ciberdelincuentes estén usando criptomonedas. Pero el hecho de que el aumento fue solo del 79%, casi un orden de magnitud menor que la adopción general, podría ser la mayor sorpresa de todas.

El volumen de actividades ilícitas sigue siendo una pequeña parte del volumen total de transacciones de criptomonedas, según un avance del Informe de Cripto Crimen de 2022 de Chainalysis que se publicará en febrero.

De hecho, con el crecimiento del uso legítimo de criptomonedas que superó con creces el crecimiento del uso delictivo, la participación de la actividad ilícita en el volumen de transacciones de criptomonedas nunca ha sido menor.



Las transacciones que involucran direcciones ilícitas representaron solo el 0,15% del volumen de transacciones de criptomonedas en 2021 a pesar de que el valor bruto del volumen de transacciones ilícitas alcanzó su nivel más alto.

Es probable que este número aumente a medida que Chainalysis identifique más direcciones asociadas con la actividad ilícita e incorpore su actividad de transacciones en sus volúmenes históricos. Por ejemplo, en su último Informe sobre delitos criptográficos, encontraron que el 0,34% del volumen de transacciones de criptomonedas de 2020 se asoció con actividades ilícitas; ahora aumentó esa cifra al 0,62%. Aun así, las tendencias anuales sugieren que, con la excepción de 2019, un año extremadamente atípico para el crimen basado en criptomonedas, en gran parte debido al esquema PlusToken Ponzi, el crimen se está convirtiendo en una parte cada vez más pequeña del ecosistema de criptomonedas. La capacidad de las fuerzas del orden para combatir los delitos basados en criptomonedas también está evolucionando. Hemos visto varios ejemplos de esto a lo largo de 2021, desde la presentación de cargos de la CFTC (Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos ) contra varias estafas de inversión, hasta la eliminación por parte del FBI de la prolífica cepa de ransomware REvil, hasta la sanción de la OFAC de Suex y Chatex, dos servicios de criptomonedas con sede en Rusia muy involucrados en el lavado de dinero.

El volumen de transacciones de criptomonedas creció a US$ 15,8 billones en 2021, un 567% más que en 2020, en una señal de que el comercio de activos digitales se está volviendo cada vez más común. Las transacciones ilícitas totalizaron US$ 14.000 millones en 2021, un 79% más que los US$ 7.800 millones del año anterior. Pero las transacciones ilícitas solo representaron el 0,15% del volumen de transacciones de criptomonedas en 2021.

Si bien persisten los riesgos para los posibles inversores en criptomonedas no se espera que el nivel de interés disminuya pronto.

El público por lo general asocia las criptomonedas con transacciones ilícitas; hay muchas noticias sobre cualquier cosa que salga mal con las criptomonedas, sin embargo, como lo señala el informe de Chainalyisis es una fracción relativamente pequeña de transacciones que son de naturaleza criminal.

En su informe, Chainalysis advierte que es probable que el volumen de actividad ilícita rastreada por la compañía aumente más adelante a medida que la empresa identifique a más transgresores e incorpore los datos obtenidos a partir de eso en su análisis histórico. La compañía agregó que con la excepción de 2019, que fue notable por la estafa de criptomonedas PlusToken, los malos actores han constituido un componente más pequeño del volumen general de transacciones de criptomonedas en los últimos años.

El aumento de DeFi conduce a nuevas oportunidades en el crimen criptográfico

Chainalysis también advierte que el auge de DeFi, o finanzas descentralizadas, un término genérico para los servicios financieros ofrecidos en las cadenas de bloques públicas, es una amenaza particularmente seria para el sector.

El robo de criptomonedas creció aún más, con aproximadamente US$ 3.200 millones en criptomonedas robados en 2021, un aumento del 516% en comparación con 2020. Aproximadamente US$ 2.200 millones de esos fondos (72% del total de 2021) fueron robados de protocolos DeFi. El aumento de robos relacionados con DeFi representa la aceleración de una tendencia que identificamos en el informe Crypto Crime del año pasado.



En 2020, se robaron poco menos de US$ 162 millones en criptomonedas de las plataformas DeFi, que fue el 31% de la cantidad total robada del año. Solo eso representó un aumento del 335% sobre el total robado de las plataformas DeFi en 2019. En 2021, esa cifra aumentó otro 1.330%. En otras palabras, a medida que DeFi siguió creciendo, también lo ha hecho su problema con los fondos robados. Como se explorará con más detalle en el informe, la mayoría de los casos de robo de los protocolos DeFi se pueden rastrear hasta errores en el código de los contratos inteligentes que rigen esos protocolos, que los piratas informáticos explotan para robar fondos.

También se ha visto un crecimiento significativo en el uso de protocolos DeFi para el lavado de fondos ilícitos, una práctica de la que se vieron ejemplos dispersos en 2020 y que se volvió más frecuente en 2021. A continuación, un gráfico con el crecimiento de los fondos ilícitos recibidos por diferentes tipos de servicios en 2021 en comparación con 2020.



DeFi también se tradujo en una forma cada vez más popular de lavado de dinero, según Chainalysis. El uso de DeFi como forma de lavado de dinero aumentó un 1.964% entre 2020 y 2021, según la compañía.

El informe de Chainalysis es valioso pero tiene sus limitaciones, por ejemplo los datos no capturan todas las transacciones ilícitas, sino solo aquellas direcciones criptográficas que Chainalysis ha asociado con actividades ilícitas y podrían excluir aquellas direcciones que Chainalysis no sabe que pertenecen a criminales conocidos.

Sin embargo, está claro que hubo un aumento en la actividad válida que involucra criptomonedas en 2021, y es probable que la tendencia continúe este año.

Profesionales en cumplimiento y criptomonedas señalan que el informe es una contribución útil de Chainalysis a la comprensión del público de las tendencias en las finanzas ilícitas que involucran criptomonedas, pero sería beneficioso tener una claridad adicional sobre las definiciones de “actividades ilícitas” mencionadas en el informe. Sería útil tener un lenguaje común entre varios reguladores y observadores de la industria para discutir este tema desde una perspectiva de desarrollo de políticas.

Los saldos de criptomonedas ilícitas están creciendo. ¿Qué pueden hacer las fuerzas del orden?

Un avance prometedor en la lucha contra los delitos relacionados con las criptomonedas es la creciente capacidad de las fuerzas del orden para incautar las criptomonedas obtenidas ilícitamente. En noviembre de 2021, por ejemplo, el Servicio de Investigaciones Criminales del IRS (agencia de Rentas de EE.UU.) anunció que había incautado más de US$ 3.500 millones en criptomonedas en 2021, todas provenientes de investigaciones no tributarias, lo que representa el 93% de todos los fondos incautados por la división durante ese período de tiempo. También se han experimentado varios ejemplos de incautaciones exitosas por parte de otras agencias, incluidos US$ 56 millones incautados por el Departamento de Justicia en una investigación de estafa de criptomonedas, US$ 2,3 millones incautados del grupo de ransomware detrás del ataque Colonial Pipeline y una cantidad no revelada incautada por la Oficina de Financiamiento contra el Terrorismo de Israel (National Bureau for Counter Terror Financing) en un caso relacionado con el financiamiento del terrorismo.

Fuente. https://www.delitosfinancieros.org/chainalyis-el-crimen-basado-en-criptomonedas-alcanzo-un-record-de-us-14-000-millones-en-2021/

Contactar
Hola, me gustaría hacer una consulta